RSS

Rouge

26 Oct

La beauté qui jaillit des blessures, fleurissant comme une rose, si dangereuse, se fanant dans l’oubli qui coule au dessous de nos veines.

Plaisir arythmique qui respire et gémit, s’enfuit pour trouver la chaleur dans les plis d’une oreille.

L’âme contenue dans un flacon de crystal, et qui s’ouvre pour nous envahir le coeur de ses doigts qui l’éveillent.

Deux lèvres qui s’entrouvrent montrant le noir infini des secrets que l’on ne dit que par des soupirs, avec un sourire au coin de la bouche.

Le silence du vin entre deux âmes qui se touchent.

Ainsi est le rouge… envahissante et farouche.

——————————-

Y en versión fea pero comprensible para todos los que no sepan francés xD (90% u.u):

La belleza que estalla en las heridas, y que florece como una rosa, igual de peligrosa, y se marchita en el olvido que corre bajo nuestras venas.

Placer arrítmico que respira y gime, se escabulle para encontrar el calor en los pliegues de una oreja.

El alma contenida en un frasco de cristal, que se abre para invadirnos el corazón con unos dedos que lo despiertan.

Dos labios que se entreabren para mostrar el negro infinito de secretos que se dicen en el lenguaje de los suspiros, con una sonrisa.

El silencio de una copa de vino entre dos almas que se tocan.

Así es el rojo, envolvente y esquivo.

Anuncios
 
12 comentarios

Publicado por en 26 octubre, 2010 en Colores, Poesía

 

Etiquetas: ,

12 Respuestas a “Rouge

  1. Uno

    26 octubre, 2010 at 2:06 pm

    El límite entre el amor, la pasión y la ira, bien podría ser una ‘delgada línea roja’. Tan delgada que incluso parece invitarnos a saltarla más que a respetarla.

    ¿Sería posible concebir la existencia del amor tan sólo como un arranque de ira que deriva en la pasión?

    Interpretación bastante personal, y tan sólo basada en la ilusión de creer haber entendido tu mensaje. Pero ahora ya es tarde. Ahora también es mío. Y me surgen más preguntas.

    Está claro que el texto no ha sido escrito de un modo visceral. Está cuidado. No encuentro en él casualidades en la forma de expresar tus ideas. Y si esto es así, si has querido plasmar voluntariamente tus ideas de un modo poético y si tu elección de haberlo hecho en un idioma que parece estar acunando las palabras ha sido intencionado; entonces sólo me queda preguntar: ¿Ha sido un recurso estilísito más para buscar precisamente ese contraste, o puede entreverse cierto amor del escritor por sus más convulsos sentimientos?

    Haya entendido o no tu mensaje, de nuevo ha sido un texto muy evocador. Un placer leerte una vez más.

     
  2. Geraltson

    26 octubre, 2010 at 3:39 pm

    C’est étonnant de voir comment ta plume s’exprime avec une plus délectable gourmandise des mots et des idées quand tu utilises le français. Peut-être est-ce l’esprit de la langue en lui-même qui porte cette volupté quasi-charnelle des phrases ? Ou alors est-ce le sujet choisi qui imprime son esprit incandescent sur ta prose, indépendament du choix des langues (qui ne seraient en fin de compte que le vêtement derrière lesquels les mots abritent leur pudeur) ?

    Un joli mystère, bardé de rouge, pour un joli texte, que n’aurait pas renié Bécquer.

     
  3. The Hybris

    26 octubre, 2010 at 5:43 pm

    Con estos comentaristas que tengo dan ganas de seguir escribiendo solo por leeros ^^.

    Muy buena tu interpretación, además releyendo he visto que está bastante en orden según ella, así coincide con tu orden y con el mío, y los dos me gustan.
    El texto está muy pensado y a la vez me fue viniendo él solo en francés. Así que creo que a tu pregunta podría responder que ambas cosas, los sentimientos convulsos son poderosamente atractivos e inevitables… la seducción es un arma de doble filo, por un lado surge sin quererlo y por el otro la mimas y la pules para hacerla más letal. Como una poesía.

    El placer es mío =)

    Je pense que c’est le français qui possède cette volupté; grâce à lui j’ai trouvé une belle inspiration pour cette couleur si sensuelle, pendant qu’en espagnol rien ne sortait. Mais c’est ma propre envie de toucher le sujet qui donne des ailes à mon imagination.
    Merci de l’avoir apprécié en tant que français et amant de la bonne poésie ^^

     
  4. Eternal Pain

    26 octubre, 2010 at 9:25 pm

    Esta vez he llegado el último… y por desgracia no puedo añadir, a priori, nada más que Uno, puesto que estoy de acuerdo con él. El único problema es que el texto en francés está pensado con conceptos franceses que, imagino, en algún caso no tendrán exacta correspondencia con los acuñados en español, por lo que, con toda seguridad, pierde calidad conceptual al traducirse.

    Hasta la próxima.

     
  5. LuciaCores

    26 octubre, 2010 at 9:44 pm

    No me atrevo a hacerlo, pero tiene toda la pinta de que pronunciado en voz alta, ese texto se deshace en la boca. Es precioso, tanto de forma como de contenido.

     
  6. Diplotaxis

    26 octubre, 2010 at 10:49 pm

    «Y en versión fea pero comprensible para todos los que no sepan francés xD (90% u.u):»

    A modo de crítrica constructiva: esa frase sobra. En el supuesto de que un texto genere algo equiparable a la atmósfera que puede generar la música, esa oración contaminará ese algo en aquellos que entendiesen el francés, y condicionará al de los que no lo entendamos.

    A no ser, claro, que precisamente desees mostrar al lector algo feo.

     
    • The Hybris

      26 octubre, 2010 at 11:03 pm

      La traducción sólo es una guía, pero si la tomas por separado como obra, dista mucho de ser algo que me satisfaga, de ahí mi “disculpa” previa. Pero el que entienda francés espero que se detenga en la línea de separación, y el que no, que intente apreciarlo xD.

       
  7. Nahar

    3 noviembre, 2010 at 5:08 pm

    No entiendo el francés, Hybris, pero he intentado pronunciarlo y al menos suena bonito. Obviamente, al haberlo leído en español, me he quedado sólo con la esencia del mensaje, no con lo cuidado del texto (que supongo será mucho). De todas maneras, me gusta (aunque he de reconocer que me gustan más tus otras entradas).

    Un saludo.

     
  8. Geraltson

    31 marzo, 2011 at 12:36 pm

    Tour à tour envahissant comme un poison de folie ou un comme antidote contre la peur, effrayant car obsédant et extrémiste dans son expression, apaisant car exaltant et si sincère dans sa manifestation, le rouge te dévore si tu ne le dévores pas.

    Il est la vie, il est la folie des sages et la sagesse des fous, ce que l’on attend sans attendre et ce que l’on espère sans vouloir.

     
  9. Neverknowsbest

    1 julio, 2011 at 2:19 am

    Me gusta más en francés (aunque no le veo ese 90% que dices). Tu traducción es preciosa, es sólo que creo que el texto lo has pensado en francés y me gusta que me disparen con balas en versión original.

    Me ha sorprendido tu texto, me ha gustado de una forma… irascible, yo qué sé. Me recuerda (digo me recuerda, no son textos ni mucho menos iguales) a esto: http://yikusitian.blogspot.com/2010/01/animal.html

    Yo es que creo que no podría mantener ese silencio entre las copas de vino, y no es que fuera a preguntar nada, de racionalizar nada, que de eso se trata, ¿no? Pero gritaría, mucho. A mí ese rojo me haría gritar, esa belleza me dolería que fuera envolvente y esquiva, que rozándome como una lengua ardiente, no pudiera estrujar entre mis manos, no por destrozar, sino por sentir. Ante un rojo así, da una infinita rabia no tener la capacidad de sentir más que el límite de uno mismo.

     
  10. The Hybris

    1 julio, 2011 at 2:36 am

    Curioso, estaba leyéndote precisamente Animal cuando lo has comentado…

    El rojo es deliciosamente animal y a la vez refinado. Por eso te puede hacer gritar en afán de agarrarlo y poseerlo, o puedes saborear su presencia hipnótica sin atreverte a manchar su perfección.

    Cada uno debe elegir si consumirlo rápido, apasionadamente, o guardarlo en una cajita y admirar su presencia.

     
  11. Neverknowsbest

    1 julio, 2011 at 3:07 am

    Yo no puedo guardarlo en una cajita y admirar su presencia. El rojo para mí es como alguna mujer, deliciosamente animal y a la vez refinada. No puedo admirarla, no me vale. Necesito sentirla más allá de simplemente consumirla… y consumirla y consumirse uno en el proceso es el límite impuesto, no se llega a más sin que el rojo pierda su fuerza… sólo hay pequeñas ocasiones en que puedes saltarte ese límite… pero es, agh, un momento demasiado caduco.

    Pero volviendo al color. Este color es una explosión. La sensación que me evoca tras leer tu precioso poema es que no puedo mirarlo por mucho tiempo… porque me vuelvo una animal y mi instinto es consumirlo. Es algo irracional, es instintivo… claro, hablando de tu poema 🙂

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: