RSS

Archivo de la etiqueta: sueño

24122011

El alma de nuestra orden es de piedra, una fría y dura tumba de piedra donde nos cobijamos para venerar a nuestros héroes. Tres son los líderes y mentores: el joven encarna el entusiasmo y la vitalidad, la anciana, la sabiduría y experiencia, el oculto, lo inescrutable. Hay quien dice que es una figura vacante o que podría ser cualquiera de nosotros.

La chica que me acompaña es una agraciada, pertenece a la estirpe de los héroes. Su hermano es esa figura de cabellos dorados y ojos de un azul intenso que ocupa el segundo lugar en el altar de los héroes. Pero a la vez sufre un destino terrible: su hermano ha sido capturado por nuestros enemigos y quién sabe qué ambición les inspirará. En cualquier caso se nos ha prohibido involucrarnos pero ambas tenemos en común una cosa: lo haremos.

Nuestra maestra se aleja después del aviso y en dirección de su estela percibimos durante un fragmento de segundo una aparición desconcertante. ¿Acaso no es él quien me lanza una vaga mirada desde uno de los pasillos laterales antes de desaparecer? Veo, ante la desarmada expresión de ella, que ha pensado y visto lo mismo que yo. Estaba escoltado por dos hombres con túnica y nada en ellos parecería una fuente de sospechas si no fuese porque pocas cosas ocurren con tan solo desearlo.

Aceleramos el paso, nos fundimos con la penumbra y el silencio de los rincones donde aún se huele el eco desconcertante de unas pisadas. Extremar la precaución no resulta en vano cuando cruzar o no una esquina supone la frontera entre la victoria o la derrota. Algo hay de estático y malsano en la escena que presenciamos por el rabillo del muro… unos ojos suplicantes y una boca prisionera resultan lo más llamativo de un cuadro tan patético. Su hermano yace en el suelo ensimismado por las manos que se adentran en su pecho. Un ídolo caído, roto y desmadejado. Nada que pueda servirnos de ayuda, pero afortunadamente, no lo único.

Cabalgo la ira hasta que ella me posee a mí y no al contrario. Dejo de reconocer mis capacidades físicas, tan ajenas pero a la vez tan propias como cuando te tocas una mano sin circulación y parece de otro. En este caso la fuerza no se corresponde, la velocidad me excita, el poder desborda con el primer zarpazo y el primer muerto. Caen, huyen o se aterrorizan mientras me abalanzo sobre ellos con un rugido feral. Pronto todo habrá acabado.

Anuncios
 
14 comentarios

Publicado por en 30 enero, 2012 en Oniros

 

Etiquetas: , , ,

03102011

Se está haciendo el interesante, pero en el fondo tiene su encanto.
Así que decirnos cómo somos sin conocernos, ¿eh? Mi mirada mezclaba socarronería y cierta soberbia, y ese perfume llegó rápidamente a sus ojos, que se volvieron atraídos hacia mí.

– Tienes ganas de que te diga lo que pienso de ti.
– Puede.
Entonces soltó la bomba.
– Tú eres una mentirosa.
– ¿Eso es bueno o malo?
Había sido un contraataque espontáneo y eficaz. Mientras jugábamos con las intenciones, los demás soltaban risitas nerviosas, creyendo ver un combate muy diferente al que realmente se estaba desarrollando bajo cuerda.
– Dímelo a mí, que me lo han llamado muchas veces.
– Entonces me lo tomaré como un cumplido.

 
4 comentarios

Publicado por en 3 octubre, 2011 en Oniros

 

Etiquetas: , , ,

Amarillo

Cuando empecé este blog lo quise inaugurar con una serie temática sobre colores. Me inspiré pensando en azul, rojo, verde, incluso en gris; pero cuando intenté ponerme con el amarillo para acabar el conjunto, me quedé totalmente bloqueada y dejé de publicar entradas por cabezonería: o encontraba una inspiración para ese color o no pasaba página. Estuve pensando en sol, en luz, en felicidad, en liberación, pero no lograba concretar todos esos términos que me llegaban a la mente en nada por escrito. Al final después de unos cuantos meses tuve que desistir de mi propósito y continuar el blog por otros derroteros para que esto no pareciese un cementerio. El caso es que por fin después del 15 de mayo he llegado a una base real y Amarilla, y es curioso que contenga todos esos conceptos abstractos que el color me sugería meses atrás pero que hasta ahora no pudieron cristalizar.

Evidentemente estoy hablando de la Puerta del Sol y su acampada, y su movimiento, y sus reuniones. Pero voy a disuadir a los más críticos rápidamente de una cosa: no quiero ser utópica ni idealista, no quiero pensar en perfección o en cambiar el mundo… sólo quiero abarcar la escala humana, una escala con todas sus imperfecciones y errores propios pero que estos días me ha dejado con una sonrisa beatífica en un rostro poco acostumbrado a sonreír por cualquier cosa que tenga que ver con la sociedad en la que nos toca vivir.

Me gusta llegar a esa plaza y ver que la gente todavía sabe reaccionar y salir de casa. Me gusta escuchar hablar de política, economía, cultura y sociedad en todos los rincones, incluso aunque lo que escuche no tenga mi acuerdo. Me gusta ver a las personas sentadas discutiendo sus ideas, pensando, opinando en lugares donde hasta entonces sólo se veían prisas y malas caras; me gusta que esas personas sean de mi edad porque contradice por fin a quienes hablaban de una juventud pasota y comodona, pero también me gusta, incluso más, encontrarme con personas mayores que lo apoyan y que hablan desde la voz de su experiencia, y me emociono especialmente cuando se trata de quienes lucharon en tiempos más difíciles que los nuestros.

Me gusta ver que sobran voluntarios para cualquier cosa que se necesite, aunque me frustre no poder participar todo lo que quisiera. Me impresiona ver llegar a gente ofreciendo papel, alimentos, bombillas, ordenadores incluso, cualquier cosa que se remunere únicamente con ideas y humanidad. Por fin el término humanidad se tiñe de positivo, aunque solo sea por un momento.

Seguro que esto no dura para siempre. Volverán las prisas, la desconfianza y el distanciamiento a las calles, pero es imposible que se me borre de la retina lo que fue un día Amarillo.

Ahora me voy a dormir, pero el sueño ocurre cuando estoy despierta, por primera vez. Gracias, Sol.

 
4 comentarios

Publicado por en 22 mayo, 2011 en Colores, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , ,